domingo, 27 de abril de 2008

ALGO DE RESPETO PROPIO







Son muchas las líneas que se han dedicado a la mentada de madre que nos receto el pasado 23 de abril, el Gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, muchos videos en la red, una mega marcha llena de injurias de un nivel bastante creativo y elocuente, calcomanías, horas tiempo en todos los medios electrónicos, bueno no en todos porque algunos tristemente los tienen económicamente comprometidos, tema obligado a la hora de la comida… en fin es un tema que va a dar para rato.

Grave es, sin duda, que un gobernante pierda de una manera tan barata su envestidura, tratando de ser “chistosito” en una cena que se realiza año con año con fines altruistas. Este llamado “Banquete del Hambre” nos recordó aquel dicho de nuestras abuelas, “cuando el patrón bebe, anda alegre, cuando el peón bebe, anda borracho”.

Emilio González inició su manera barata de perder credibilidad, con un lindo “me vale madre”, no sin antes minimizar a quienes critican su manera de otorgar donativos, pasando por un “que buen desmadre traemos señor Cardenal” incluso festejando que él y el cardenal, refiriéndose a Juan Sandoval Iñiguez, Obispo y Cardenal de Guadalajara que estaba presente en esta cena, se estaban haciendo famosos, y remato con una mentada de madre a todo lujo como en aquellos tiempos de oro de las carpas que recorrían el país en caravana divirtiendo al publico que noche a noche los visitaba.

Y hablando un poco del Cardenal Sandoval Iñiguez, el cual a decir de los presentes en este banquete, fingió una sonrisa cuando Emilio demostraba ser una persona poco inteligente y que no conforme con eso lo estaba involucrando ya de manera directa, además que de acuerdo al protocolo de los católicos, le estaba faltando al respeto de una manera abierta. El purpurado como buen jerarca salio en defensa de su oveja perdida al día siguiente luego de la “disculpa” del gobernador, con su ya conocida y parca manera de tratar a los medios, solo se concreto con decir, “ya párenle, ya se disculpo, con eso es suficiente”.

Emilio olvido que gano la gobernatura de Jalisco por una diferencia porcentual mínima, que el hecho de que un pueblo vote por alguien, no es darle un cheque en blanco, ni tampoco le da facultades para faltarle al respeto y mucho menos para disculparse con mentiras, como “yo nunca hablo así…. así no me educaron… no quiero que mis hijos aprendan eso…” cuando su florido léxico es bien conocido y lo ha metido ya, en problemas con la opinión publica en su muy corta carrera como gobernante

Con estas acciones, Emilio esta demostrando que no esta preparado para ser gobernante, ni político, ni católico, ni buen ciudadano. En un discurso que pintaba para ser un boletín mas, su comportamiento propicio que fuera noticia de primera plana y trascender no solo a nivel nacional, sino también a nivel internacional.

Muchas voces están saliendo en su defensa, hay quienes incluso lo están justificando diciendo que López Obrador hizo cosas peores como jefe de gobierno del DF, lo que estas voces finalmente quieren ocultar en la manera tan eficaz con la que Emilio González Márquez se perdió el respeto así mismo.

2 comentarios:

nada tiene sentido... dijo...

sabes que valedor... mejor como dijo Julio César Chávez en una transmisión en vivo de las olimpiadas al ver que perdía el boxeador mexicano: "ultimadamente chinguen a su madre todos!"
Por supuesto mandaron a corte y ya no regreso Chávez.

hectorvision dijo...

Ese mi Joyos...
Te invito a mi blog ve los montajes para ese par.